EEUU acaricia el título de la Presidentes Cup

Estados Unidos se quedó el sábado a un punto de ganar la Presidents Cup de Golf, torneo que los estadounidenses no han perdido por cerca de dos décadas.

El indio Anirban Lahiri logró dos cruciales birdies que sólo postergaron lo inevitable. Este es un poderoso equipo de Estados Unidos que juega a su máximo potencial, y el resultado es la ventaja más desigual desde que la Copa fuera creada en 1994.

Lahiri y el coreano Si Woo Kim rescataron la única victoria del Equipo Internacional luego de más de dos sesiones, pero los estadounidenses tomaron una ventaja de 14,5-3,5 y sólo requieren un punto el domingo para retener la copa.

Phil Mickelson impuso un récord con su 25ta victoria, dejando atrás la marca fijada por Tiger Woods. Las buenas intenciones de Jordan Spieth le costaron un hoyo en una decisión rara vez vista, si bien eso no se reflejó en la puntuación.

El margen de 11 puntos es el más amplio en la historia rumbo a 12 duelos en sencillos el domingo en el campo del Liberty National Golf Club.

Mickelson recurrió a dos wedges para aproximarse a birdies en la modalidad de foursomes junto a Kevin Kisner en la mañana, en la que los estadounidenses ganaron tres duelos e igualaron otro.

El argentino Emiliano Grillo y el venezolano Jhonattan Vegas, debutantes en el torneo, siguen sin conseguir puntos para el equipo internacional, perdiendo en su duelo de foursomes frente a Mickelson y Kisner por 2 y 1.

“Realmente dimos lo mejor de nosotros. Jugamos bajo par hoy, en un día difícil, en un formato tan difícil como este”, dijo Grillo. “Phil y Kevin prácticamente no erraron ningún tiro en todo el día y cuando fallaron supieron salvar los errores y aprovechar las oportunidades que tuvieron”.

Fue la segunda derrota de Grillo en igual número de duelos en el torneo. Vegas, por su parte, ha perdido en sus tres salidas

“Ya la tercera derrota no es nada agradable”, señaló Vegas. “Pero las tres rondas siento que hemos jugado bastante bien. Siempre ha llegado a un par de putts aquí y allá que han hecho la diferencia, pero la verdad que ganarle a este equipo es muy difícil. Dimos lo mejor y lamentablemente no se dio”.