Aceptable debut de Roberto Díaz en el US Open

Roberto Díaz, US Open
Roberto Díaz. Foto: AP
Rickie Fowler empata la anotación más baja en la historia del US Open; el mexicano Roberto Díaz firma 72

Rickie Fowler firmó este jueves una ronda de 65 golpes para empatar la anotación más baja en la historia del Abierto de Estados Unidos de golf, que por primera vez se disputa en el campo de Erin Hills.

Fowler igualó a Jack Nicklaus y Tom Weiskopf, quienes también quedaron siete bajo par tras la ronda inicial del US Open de 1980.

“Siempre es formidable ser parte de algo en la historia del golf”, dijo Fowler. “Pero prefiero que se me recuerdo por algo logrado el domingo”.

Fowler quedó con una ventaja de un golpe sobre Paul Casey y Xander Schauffele. Los tres cuentan con abundantes perseguidores.
El español Sergio García, campeón del Masters, cerró con un 70. El argentino Ángel Cabrera quedó con un 71. Y el mexicano Roberto Díaz, quien a último momento, pudo jugar cuando

Phil Mickelson se retiró para estar en la graduación de secundaria de su hija, logró un 72.
Las bajas anotaciones reflejaron que este campo, que abrió sus puertas hace 11 años, no es tan exigente.

Pero varios de los mejores golfistas del mundo no estarán de acuerdo con ese juicio.
Jason Day registró dos triple bogeys y entregó una tarjeta de 79, su peor anotación en un US Open.

Rory McIlroy bromeó al comienzo de la semana que todo que no pudiera con los amplios fairways de Erin Hill “debería empacar maletas e irse casa”. ¿Su resultado? Un 78, su peor jornada en un US Open.

Y el campeón vigente Dustin Johnson quizás no se sintió tan mal al término de un día bastante peculiar. Cerró con un 75, con solo un birdie.

Fowler no tuvo semejantes problemas. Líder tras 36 hoyos en el Masters disputado en abril, el estadounidense completó una primera ronda casi que impecable.

Pero no se fía: “No se consigan muchas rondas en el US Open que sean totalmente tranquilas”, advirtió.

Lo más sorprendente fue el incidente en el que un dirigible con publicidad cayó el jueves cerca del campo. El piloto, el único a bordo, sufrió serias lesiones y quemaduras. La

Asociación Estadounidense de Golf dijo en un comunicado que el dirigible cayó en un terreno descampado a unos 800 metros (media milla) del campo donde se disputa el torneo.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD