¡De tal palo, tal astilla!