Oribe vuelve a mostrar su calidad