Güemez puso la alarma para el líder