Genialidad de Hauche ‘in extremis’