Damián Álvarez levanta el trofeo en su adiós