El color del descenso

La agonía terminó y, mientras en Morelia hubo festejos, en Chiapas sólo hubo llanto
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD