Avilés Hurtado pone orden en La Corregidora