Especial: Alerta por marea roja

Los Tiburones Rojos de Veracruz, en la incertidumbre para el Clausura 2018
Los Tiburones Rojos de Veracruz, en la incertidumbre para el Clausura 2018. FOTO: Mexsport
Los Tiburones Rojos de Veracruz vivirán un Torneo Clausura 2018 extremo: o forjan un camino más que aceptable, o se van al Ascenso MX

Esta vez, el Tiburón es la presa. Ese temido pez de aleta inconfundible está en peligro de extinción en la Liga MX. El Veracruz enfrenta el Torneo Clausura 2018 con la gran responsabilidad de, una vez más, evitar el descenso de categoría.

Los Tiburones Rojos de Veracruz tienen las prioridades definidas, pero el tiempo (y la plantilla) acortada. El conjunto escualo ha ido a la baja año tras año desde su regreso al Máximo Circuito en el Torneo Apertura 2013, aunque los porteños ya han librado una quema casi segura en una ocasión.

Veracruz ha vivido problemas extracancha, síntoma de la tormenta perfecta en la cual se inmiscuyen los equipos condenados al descenso y, como resultado, está la incorporación de Carlos Esquivel al plantel, atinada pero que luce insuficiente para lo que los escualos necesitan para lograr su objetivo.

Los necesarios aires de cambio llegan también a la dirección técnica. José Saturnino Cardozo, de paso tortuoso y anecdótico, no estará más en la banca porteña y en su lugar está un técnico experimentado y Campeón de la Liga MX: Guillermo Vázquez. El ex timonel de equipos como Pumas y Cruz Azul intentará dar más solvencia anímica al conjunto veracruzano, ávido de confianza, seguridad y, sobre todo, resultados a (muy) corto plazo.

Kristian Álvarez, elemento que alcanzó cierta regularidad en Veracruz, además de Christian Valdéz y Giovani Hernández son las bajas de los Tiburones Rojos para encarar un Torneo Clausura 2018 que representará uno de los semestres más álgidos que se recuerden en la historia de Boca del Río.

Consulta las altas y bajas del equipo para el siguiente torneo.

Figura: Cristian Menéndez. Fue la única buena noticia que tuvo el Veracruz en el Torneo Apertura 2017. Argentino, delantero, Menéndez alzó la mano para guiar al conjunto porteño en la última campaña en el ataque de los Tiburones. No rompió las redes (seis goles en la campaña), pero sus goles significaron puntos que hoy son vitales para mantener la esperanza de la salvación. Su sequía se debió más a una estructura táctica acéfala.

Pronóstico: Descenso. Sí, es cierto, Veracruz puede dar un torneo espectacular para el Clausura 2018, a final de cuentas, su permanencia en la Liga MX amerita dar una temporada más que buena; no obstante, el destino no depende del todo de los escualos. Los súper reforzados Gallos Blancos de Querétaro están a ocho puntos de distancia en la tabla del cociente, un poco más lejos están Puebla y Atlas, además de que a Lobos BUAP le basta un torneo “regular” para mantener la categoría. Casi todos los caminos de Veracruz llevan al descenso, a menos que los de Guillermo Vázquez logren una campaña milagrosa.

Consulta el calendario que tendrá el Veracruz para el Torneo Clausura 2018 AQUÍ. 

Comenta ahora
PUBLICIDAD