Damm, su presente y su futuro