Especial: Pumas, con garra, corazón y honor

Si un equipo fue la decepción de la competencia pasada, sin duda fue Pumas, último de la tabla con sólo 3 victorias, ninguna de ellas fuera de casa, 10 derrotas y 25 goles en contra para una diferencia de -11, por lo que para el Torneo Clausura 2018 su misión será reivindicarse ante su gente.

Colocado entre la élite de los equipos grandes debido al número de su afición, campeonatos y tradición, Pumas no puede darse el lujo de tener un torneo más de vergüenza. Sus aspiraciones, independientemente de su presupuesto, siempre deben estar entre los mejores 8 y pensando en la Liguilla.

La garra felina debe surgir para este Clausura 2018 no sólo de la cancha y sus jugadores, sino desde su directiva, en el manejo de los recursos; el cuerpo técnico en lo deportivo y, por supuesto, los que sudan la camiseta jornada a jornada en busca de la victoria.

La mística y la cantera de Pumas no fueron suficientes para sobrevivir durante el Apertura 2017, por lo que para la nueva competencia llegaron los refuerzos en todas las líneas, desde la portería hasta la delantera, donde hacía falta un acompañante de Nico Castillo.

Efectivamente, ante la muy baja cuota goleadora de los universitarios, solamente 14 tantos que los dejó como el peor equipo en ese renglón junto a Puebla y Veracruz, la directiva adquirió al experimentado Matías Alustiza, así como al colombiano Yuber Asprilla.

Otro terreno en el que los Pumas sufrieron, fue en el defensivo, por lo que se dio el regreso de Luis Fuentes en la zaga y la llegada del español Alejandro Arribas, aunque se dio la salida de Gerardo Alcoba, líder del sector.

Figura: Nicolás Castillo. Sin duda Nico Castillo está llamado a ser no solamente la figura del equipo, sino el líder. Ante la salida de Gerardo Alcoba, esa responsabilidad recaerá en el delantero chileno, quien ahora estará acompañado de Alustiza y Asprilla.

Consulta las altas y bajas del equipo para el siguiente torneo.

Pumas, en el Clausura 2018, será un equipo de pronóstico reservado. A pesar de que se buscaron a los refuerzos necesarios para apuntalar todas las líneas, el cuadro universitario vuelve a apostar por un técnico nuevo en la persona de David Patiño, por lo que probablemente la adaptación del equipo sea lenta y los resultados positivos tarden en llegar, lo que lo deja como una incógnita.

Los Pumas iniciarán la competencia bajo un nuevo esquema táctico, pero deberán tener presente en todo momento la garra que los caracteriza, el corazón que siempre los saca adelante y el honor que deben defender a cada minuto que pasen en la cancha cuando porten la casaca azul y oro.

Sin duda uno de los partidos más complicados que enfrentarán los Pumas, será cuando reciban al América en Ciudad Universitaria, equipo al que no han vencido en casa desde los Cuartos de Final del Apertura 2014.

Video l El gol del último triunfo de Pumas sobre América en CU