Especial: Un ‘Huracán’ de un cuarto de siglo

Estadio Hidalgo del Club Pachuca
Estadio Hidalgo del Club Pachuca. FOTO: Mexsport
Escenario y testigo de las más grandes hazañas del Club Pachuca, el Estadio Hidalgo se inauguró un día como hoy, pero de 1993

Es la casa de los Tuzos del Pachuca, la guarida que ha visto los mayores éxitos en la historia de uno de los conjuntos más antiguos del futbol mexicano y que lleva el nombre del considerado padre de la patria.

El Estadio Hidalgo fue inaugurado un día como hoy, pero de 1993. El característico escenario de la Bella Airosa hace honor a una de las vocaciones de la capital del estado al estar construido sobre uno de los antiguos “Jales” de Pachuca, como son conocidos los depósitos de residuos minerales en el área.

Escenario del periodo más álgido del Pachuca, el Estadio Hidalgo fue considerado como uno de los recintos más modernos en el balompié nacional, antes de la llegada de una ola de escenarios de primer mundo, como el Estadio Victoria en Aguascalientes, el Corona TSM en Torreón, el Estadio Chivas en Zapopan o el Estadio de los Rayados en Guadalupe.

Cátedra universitaria

En 1993, Pachuca estaba muy lejos de ser un conjunto dominante en el futbol mexicano y en años subsecuentes, sería un equipo “biliga” al ser participante constante tanto en el Máximo Circuito como en la Primera División “A”.

Pero en aquel año, el conjunto minero cortaba el listón del que sería el escenario que vendría a sustituir el ya viejo Estadio Revolución Mexicana, casa del Pachuca desde la década de los cincuentas.

Construido sobre los depósitos mineros, antiguos “Jales” que elevaban el escenario a uno de los puntos más altos de Pachuca, el Estadio Hidalgo abría sus puertas por primera vez un 14 de febrero de 1993. El rival: los Pumas de la UNAM.

Era la fecha 24 de la Liga Mexicana y en la temporada 1992-1993, el Pachuca recién había conseguido ascender al Máximo Circuito. Un centro por derecha dentro del área encontró a Jorge Santillana quien remató con la cabeza casi de frente al segundo poste para empujar la pelota a las redes por primera vez en la historia de este recinto. El primer gol era para la escuadra universitaria, así como el primer triunfo del Estadio Hidalgo: 0-2.

El Déjà vu

El Estadio Hidalgo en 2003, justo en fase de remodelación
El Estadio Hidalgo en 2003, justo en fase de remodelación. FOTO: Mexsport

Con solamente 11 años de existencia, el recinto deportivo más importante del estado de Hidalgo abría sus puertas para una reinauguración. Los trabajos que mejoraron el estadio incluyeron palcos,, vestidores, techo en las cabeceras, butacas y amenidades.

En esta ocasión, el primer partido tras la gran remodelación sería por la ida del Campeón de Campeones en México y el rival sería otra vez Pumas de la UNAM.

Con la presencia del legendario Edson Arantes do Nascimento “Pelé” y Hugo Sánchez (quien también era el técnico de los felinos), el listón del Estadio Hidalgo era cortado por segunda ocasión.

Ahora, serían los Tuzos quienes ganarían el compromiso a Pumas, por 2-1. Sin embargo, el conjunto del Pedregal masacraría en la vuelta en Ciudad Universitaria por 6-1 para llevarse el título.

En lo alto de una mina

A pesar de ser uno de los decanos del futbol mexicano, la historia del Club Pachuca a nivel deportivo bien podría resumirse desde que tiene su sede en el Estadio Hidalgo, recinto que ha vivido triunfos y desventuras importantes en el conjunto Tuzo.

También conocido como “El Huracán”, el estadio fue testigo de dos descensos del conjunto albiazul, el primero de ellos fue, de hecho, en el mismo año de su inauguración (1993).

A partir de 1998 y una vez consolidados en Primera División, los Tuzos vivieron una época dorada con títulos de Liga MX, aunque sería hasta el Torneo Clausura 2016 que la Bella Airosa sería sede de un encuentro Final de vuelta.

El Pachuca vencía 1-0 al San Luis para levantar el título del Torneo Clausura 2016, por fin en casa, una hazaña que repetiría un año después ante América, las únicas dos veces en sus seis títulos de Liga en las que los Tuzos alzaron el trofeo con su afición.

En el plano internacional, el Estadio Hidalgo también tiene historia al ser el primer recinto mexicano en recibir una Final de la Copa Sudamericana (ida vs el Colo Colo de Chile).

Las cuatro Finales que los Mineros han disputado en la Concacaf Liga de Campeones han tenido como cierre el Estadio Hidalgo y el Pachuca supo coronarse en todas: ante Chivas (2007), Saprissa (2008), Cruz Azul (2010) y Tigres (2017).

Es ya un cuarto de siglo del Estadio Hidalgo, un escenario que en este lapso guarda en sus entrañas, los mismos adentros de una mina, la historia del Club Pachuca.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD