William Palacios da su verdad

El atacante colombiano William Palacios busca limpiar su nombre tras su despido en Lobos BUAP

Consulta toda información de Lobos BUAP

El ex jugador de los Lobos BUAP, William Palacios, tuvo que regresar a su país luego de haber sido dado de baja por el cuadro poblano, el delantero colombiano no quiso irse sin dar antes su versión de los hechos de lo ocurrido el sábado en Puebla.

"Miren a mi señora, si tiene algún golpe, no tiene nada y eso es lo que más me afecta porque ya se están metiendo con mi familia. Estaba en mi casa, no fue un escándalo en un bar como lo dijeron por primera vez, de que yo arme un problema y que saque un cuchillo y que Julián por defenderme salió lesionado. No fue así, y él más que nadie sabe que él fue el que se lastimó solo el brazo". Indicó Palacios

Agregó que "esperemos que él tenga el valor y salga a explicar lo sucedido porque la verdad nosotros peleamos, discutimos y si todo hubiera terminado en una pelea, en un par de puños y él no hubiera ido a buscar el cuchillo, de pronto las cosas no hubieran trascendido porque terminamos en el hospital los dos".

Checa el calendario completo de Lobos BUAP

El ahora desempleado no quiere perjudicar a su ex compañero Julián Quiñones, "lo que yo quiero es limpiar mi nombre, las únicas pruebas que hay son que Julián y yo terminamos en el hospital, él con una herida en el brazo y yo con una herida acá, que casi me cuesta el oído y eso nadie lo sale a publicar, solamente publican de que Julián está en el hospital, de que Julián salvó a mi mujer y que esto y esto y ¿qué?, ¿yo dónde quedo?".

William Palacios argumentó que "pasaron ni seis horas y ya estaba fuera del equipo, no buscaron pruebas, nada, desde lo que había pasado solamente tomaron la decisión y listo, lastimosamente en algún problema alguien tiene que pagar los platos rotos y esta vez fui yo".

William mencionó que tiene una oferta de otro club en el extranjero, pero prefirió guardar silencio para no entorpecer la operación.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD