Especial: La confimación como potencia Sub 17

La historia siempre tiene preparada una dosis de éxtasis, locura, pasión, pero sobre todo de glorificación. El Mundial Sub 17 México 2011 no fue la excepción con un grupo de 21 jugadores que eran entrenados por un técnico con poca experiencia, pero con demasiado carácter.

Raúl “Potro” Gutiérrez comandó a 21 guerreros que sufrieron, lucharon, se entregaron y que dieron la vida misma a lo largo de los siete partidos en los que se mantuvieron invictos.

La aventura comenzó el 18 de junio de Morelia ante Corea del Norte con triunfo de 3-1 con goles de Carlos Fierro, Giovani Casillas y autogol de Kwang Sok. Siguió un 2-1 ante Congo con tantos de Jonathan Espericueta y Julio Gómez, y se cerró la Fase de Grupos con un 3-2 ante Holanda con anotaciones de Casillas, Fierro, y Ponchito González.

Los Octavos de Final depararon un 2-0 sobre Panamá con goles de Fierro y Marco Bueno. En Cuartos, el rival fue Francia con victoria de 2-1 gracias a las anotaciones de Kevin Escamilla y de Fierro. En Semifinales se vivió el partido más dramático, y quizá, el más recordado ante Alemania con un 3-2 en Torreón, con el tanto inolvidable de chilena de Julio Gómez con la cabeza vendada tras sufrir un duro choque en el juego.

El éxtasis que se sintió ese día en la Comarca Lagunera y en todo México, se trasladó a la cancha del Estadio Azteca que vivía una nueva Final de un Mundial, pero ahora juvenil. Fue el único partido en que el Coloso de Santa Úrsula fue usado y la asistencia fue de casi 100 mil espectadores.

Una nación arropó a los 21 jugadores que estaban ese día con la casa nacional, ¿el rival? Uruguay. Los sudamericanos siempre peligrosos, estuvieron en el Grupo C  y avanzaron como segundos detrás de Inglaterra; eliminaron a Congo, Uzbekistán y Brasil en rondas de eliminación directa, por lo que el haber llegado al juego final era un premio a su constancia con solo una derrota.

El día llegó, 10 de julio, México salía con: Richard Sánchez; Francisco Flores, Antonio Briseño, Jorge Caballero, Carlos Guzmán; Kevin Escamilla, José Tostado, Jonathan Espericueta, Ponchito González; Carlos Fierro y Marco Bueno.

A las 18:00 horas rodó el esférico en el campo, el juego lucía reñido y cerrado, por momentos los charrúas tenían las mejores opciones de gol, pero Richard Sánchez lució en el fondo y la falta de contundencia de Elbio Álvarez mantuvieron el 0-0. El gol llegó pasada la media hora.

Antonio Briseño, con un remate con la diestra a recentro de Fierro, que retrasó balón con la cabeza a pase de Kevin Escamillo, hizo explotar al Azteca y su afición repleta de mexicanos en las gradas, “El Pollo” permitió el júbilo en todo México al 31′.

Uruguay luchó por el empate y se lanzó con todo al frente, por lo que dejó huecos al fondo que el Tri no pudo aprovechar para sentenciar el partido. Ponchito González, Fierro y Espericueta fallaron ocasiones claras sobre la meta de Jonathan Cubero.

Como una calca de lo que lo pasó 6 años antes en Lima, en el primer título Sub 17, México sentenció el juego en la reposición. En aquel duelo lo hizo Ever Guzmán, en este le tocaba a Giovani Casillas.

Contragolpe fabricado entre Marcelo Gracia, Ponchito y Casillas, permitió al entonces jugador de Chivas sacar disparo cruzado al minuto 92 y darle a la Selección Mexicana su segundo título Mundial Sub 17, una confirmación como potencia en la categoría.

De esa generación 13 ya debutaron en la Liga MX: Francisco Flores, Carlos Guzmán, Antonio Briseño, Jorge Caballero, Kevin Escamilla, Jonathan Espericueta, Julio Gómez, Carlos Fierro, Ponchito González, Marco Bueno, Giovani Casillas, Daniel Hernández y Marcelo Gracia.

El resto: Richard Sánchez, José González, Luis Solorio, Luis Guzmán, Felipe Sifuentes, Enrique Flores, José Tostado y Dilan Nicoletti, solo han visto actividad en Ascenso MX, Liga Premier o en el extranjero.

Solo seis fueron al Sub 20 en Turquía 2013: Sánchez, Briseño, Flores, Espericueta, Bueno, González y tres fueron a Juegos Olímpicos Río 2016: Fierro, Bueno y González.

Este título representó el segundo en la historia de México en Sub 17, además tiene un subcampeonato en 2013.