Especial: Negrete se inmortaliza y consigue el quinto partido

Manuel Negrete, quinto partido
Manuel Negrete y su portentosa volea en México 1986. FOTO. Getty Images Sport
Hace 31 años, Manuel Negrete escribió en oro su nombre en la historia del futbol mundial con un golazo que dio a México el pase a su único quinto partido en un Mundial

El 15 de junio de 1986 se celebraba el Día del Padre en México, una fecha que se festejó a plenitud en nuestro país y no solo por aquella festividad, sino por ser el día, el único día en que los mexicanos hemos ser actores presenciales del pase al quinto partido en un Mundial con un golazo de Manuel Negrete incluido.

Con más de 100 mil espectadores en el Estadio Azteca, la cita fue a las 12:00 horas, hubo mayoría de afición del Tri en la grada y una muy minoría de los búlgaros.

Con un golazo que pasará a la historia de Manuel Negrete, la Selección Mexicana venció 2-0 a Bulgaria, en los Octavos de Final del Mundial México 1986.

A pesar de que los rivales fueron un duro hueso de roer, el Tricolor logró romper el cerco defensivo con un gran chispazo de técnica a cargo de Negrete, quien se tiro una tijera espectacular para mandar la pelota a las redes y abrir el marcador.

Aquel jugador de 27 años, símbolo de Pumas, zurdo, delgado y con grandiosas cualidades técnicas y que después tendría la aventura de jugar en Europa, también solía realizar piruetas como Hugo Sánchez, una virtud que tenía bien estudiada para su realización.

Negrete escribió su nombre en los anales de la historia con oro, no solo del Estadio Azteca, también de la Selección Mexicana y para la FIFA, con uno de los goles más hermosos nunca antes vistos, un tanto que lo hizo inmortal.

El marcador, quizá, fue lo de menos. En la memoria del mexicano que lo vivió aún existe el recuerdo, cuadro por cuadro del pase de Javier Aguirre, el vuelo de Manolo y el festejo engrandecido con un jalón de cabello del “Vasco” incluido.

México llegaba a Octavos de Final como líder del Grupo B con 5 puntos por encima de Paraguay, Bélgica e Irak, mientras que Bulgaria clasificó como uno de los mejores terceros lugares en el Grupo A con Argentina, Italia y la eliminada Corea del Sur.

Por la Selección Mexicana jugaron: Pablo Larios; Raúl Servín, Fernando Quirarte, Rafael Amador, Félix Cruz, Miguel España, Tomás Boy, Javier Aguirre, Carlos Muñoz; Manuel Negrete y Hugo Sánchez.

El objetivo desde el inicio fue conseguir ese tan anhelado quinto partido que nunca había llegado, es más, las únicas clasificaciones a segunda ronda habían sido en casa en México 1970, y ahora en México 1986.

Con Bora Milutinovic al mando, el Tri salió con todo el empuje de la gente, con la firme idea de ser superiores de principio a fin, de jugar bien y de aprovechar las condiciones del clima para cansar a unos búlgaros que podían padecer la altitud y el horario, muy a pesar de tener ya un par de semanas en la Ciudad de México.

La escuadra de Bulgaria trató de reaccionar, pero no lograron pasar a la defensiva local. El partido siguió así en el segundo lapso, pero el Tri aumentó las cifras tras un cabezazo de Raúl Servín en un tiro de esquina, donde se adelantó a los marcadores y venció al portero para decretar el 2-0 final y así México avanzó a los Cuartos de Final por segunda vez en su historia, primera desde que FIFA añadió la ronda de los mejores 16, el quinto partido era una realidad.

Comenta ahora
PUBLICIDAD