El motor de Henry Martín

Henry Martín se confiesa. Revela el motivo que lo ha convertido en futbolista y rendir en el América como pocos lo hubieran esperado…

“Yo tenía 20 años y estudiaba ingeniería civil en la Autónoma de Yucatán cuando se embarazo a mi novia, tenía que tomar una decisión porque yo no sabía hacer nada, sólo jugar futbol e ir a la escuela necesitaba dinero para mantenerlas. Y así fue como empecé, gracias a mi niña. Yo veía a Cabañas, a Chucho Benítez, que en paz descanse, y eran para mí mis ídolos. Yo quiero lograr lo que ellos lograron, ser ídolo en América, si se puede también en selección y demostrarle a la gente que con ganas y con esfuerzo todo se puede”.

Ahora viene una prueba de fuego, enfrentar a Tigres en el Volcán, lo que para él si va tomando tintes de clásico.

“Yo creo que si porque hay una gran rivalidad, porque en Liguilla siempre se enfrentan o sale uno o el otro, creo que como son equipos que llegan siempre a finales se genera una especie de clásico”.

La mala noticia se dio en la práctica de este martes, el defensa Enrique Cedillo sufrió una fractura del dedo medio de la mano izquierda.