América, con la misma exigencia para 2018