Especial: Doblete de América a Pumas

Alfredo Tena y Antonio Carlos Santos
Alfredo Tena y Antonio Carlos Santos celebran aquella histórica tarde del 3 de julio de 1988. FOTO: Mexsport
Se cumplen 29 años de la segunda Liga ganada por América a Pumas; Farfán, Camacho y Santos fueron los héroes de las Águilas el 3 de julio de 1988

Se cumplen 29 años de la segunda Liga del América ganada a Pumas, uno de sus acérrimos rivales, con lo que aplacó en algo la rebeldía universitaria que dejó la polémica final de la temporada 84-85.

Tres años después de aquel episodio, los felinos tuvieron su revancha pero tampoco pudieron superar a las Águilas. En la final de la campaña 87-88 no hubo discusión y América se consagró como el equipo de la década con su cuarto éxito. Luego tendría uno más para terminar los años 80 con cinco Ligas en sus vitrinas.

La rivalidad de Águilas y Pumas tuvo su explosión con la final de 1985. Desde entonces, el clásico capitalino siempre es esperado con ansia, por eso el título de 1988 es tan especial para el americanismo.

Además, fue la consagración de dos de las figuras históricas azulcremas: Luis Roberto Alves “Zague” y Antonio Carlos Santos, quienes lograron su primer título con la institución. Por supuesto, también estuvieron ahí leyendas como Alfredo Tena, Cristóbal Ortega, Carlos Hermosillo y Gonzalo Farfán, entre otros.

El juego de ida se disputó en Ciudad Universitaria y ganó Pumas 1-0 con tanto de penal de Luis Flores. Fue el 30 de junio.

Tres días después llegó la vuelta en el Estadio Azteca, hace justamente 29 años. Fue el 3 de julio cuando las Águilas confirmaron su superioridad con un contundente 4-1 sobre Pumas.

El global lo empató Gonzalo Farfán con un disparo lejano al minuto 24. Pumas retomó la ventaja en el acumulado al 35′ con un tanto de Flores, luego de un recentro de José Luis Salgado en el área.

Al 50′, América volvió a igualar el global con un remate de cabeza de Farfán que se desvió en Flores y que dejó sin opción al portero Adolfo Ríos.

Un minuto después otro desvío, ahora de Abraham Nava, que destanteó a Ríos para el tercero de las Águilas: el causante fue un fogonazo muy lejano de Adrián Camacho.

Y al 66′, Antonio Carlos Santos puso cifras definitivas desde el manchón penal, previa falta de Miguel España sobre Efraín “Fanny” Munguía.

Así se decretó el 4-2 global para la séptima estrella del América en la era profesional, la cuarta en su mágica década del 80. Y es tan especial porque se bordó ante Pumas, uno de sus grandes rivales.

Así alineó América aquella inolvidable tarde del 3 de julio de 1988: Adrián Chávez en la portería; Manolo Rodríguez y Efraín “Cuchillo” Herrera en las laterales, con el “Capitán Furia” Alfredo Tena y Guillermo Huerta en la central; el músculo en mediocampo lo puso el eterno Cristóbal Ortega, y el talento Antonio Carlos Santos, Gonzalo Farfán y Adrián Camacho; el poder ofensivo corrió a cargo de Carlos Hermosillo y Robinson Hernández.

También vieron actividad Roberto Alderete y Efraín “Fanny” Munguía como relevos. Por su parte, Luis Roberto Alves “Zague” no estuvo presente en la vuelta, aunque disputó los 90 minutos de la ida.

Este día, 3 de julio, siempre será importante para el americanismo por ganarle una final a uno de sus tres históricos antagonistas. Y eso ocurrió hace 29 años en la cancha del Estadio Azteca.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD