Juventus se salva en la línea