‘Hat trick’ de mexicanos en Europa