Especial: Cruz Azul, a 11 pasos de la gloria continental

El plantel de Cruz Azul en la Copa Libertadores. Foto: Mexsport
El plantel de Cruz Azul en la Copa Libertadores. Foto: Mexsport
Se cumplen 16 años de la final de Copa Libertadores que Cruz Azul perdió en penales en la Bombonera ante el gigante Boca Juniors

Aquel 28 de junio del año 2001, Cruz Azul llegó a Buenos Aires como la víctima perfecta para consumar el bicampeonato de Boca Juniors en la Copa Libertadores. El cuadro mexicano dirigido por José Luis Trejo había perdido el juego de ida 1-0 (gol de Marcelo Delgado) en la cancha del monumental Estadio Azteca.

Para llegar a la final, La Máquina dejó en el camino a otros dos cuadros argentinos, River Plate en la ronda de cuartos de final con global de 3-0 y en semifinales aplastó 5-3 al Rosario Central. Por lo que los Celestes ya estaban acostumbrados a jugar ante la presión de miles de fanáticos que en todo el partido no dejan de apoyar a su equipo.

Boca mandó al terreno a Óscar Córdoba, Hugo Ibarra, Jorge Bermúdez, Aníbal Matellán, Clemente Rodríguez, Mauricio Serna, Javier Villareal, Cristian Traverso, Juan Román Riquelme, Walter Gaitán y Marcelo Delgado.

En tanto que Cruz Azul se plantó en el campo con Óscar Pérez, Víctor Gutiérrez, Norberto Ángeles, Sergio Almaguer, Melvin Brown, Pablo Galdames, José Alberto Hernández, Julio César Pinheiro, Tomás Campos, Juan Francisco Palencia y José Saturnino Cardozo.

El cuadro Cementero inició el encuentro un poco nervioso, tal vez producto de la presión de los miles de fanáticos que abarrotaron la mítica ‘Bombonera’. Al minuto ocho se dio una pausa en el campo, los jugadores se fueron a las bancas, pidieron agua para tratar de mitigar los síntomas que produce el gas lacrimógeno, debido a que a las afueras del estadio la policía había utilizado este producto para dispersar a algunos hinchas, el partido se reanudó después de varios minutos.

Conforme avanzaron los minutos, la Máquina retomó la confianza, equilibró el encuentro, la defensa y el portero Óscar Pérez mantuvieron el cero en su portería, durante el primer tiempo ante los habilidosos Juan Román Riquelme y Marcelo Delgado.

El cuadro mexicano plantó cara a los Xeneizes nunca renunció al ataque. Antes de que finalizara el primer tiempo, Julio César Pinheiro cobró un tiro esquina por la banda izquierda, Cardozo se anticipó a su marca y remató de cabeza, el balón se impactó en un defensa. Saturnino tomó el rebote de inmediato envió un pase a Juan Francisco Palencia quien anticipó a su marcador y solo empujó el esférico con la pierna derecha para marcar el gol que silenció a todo Buenos Aires.

Para el segundo tiempo, Boca Juniors realizó una modificación a la ofensiva, salió Villareal y su lugar fue ocupado por Christian ‘El Chaco’ Giménez, si ese que actualmente es referente en el cuadro de La Noria.

Los argentinos intentaron con centros al área, pues querían aprovechar la debilidad en este rubro del cuadro Celeste, además bombardearon la portería con tiros de media y larga distancia. Pero una y otra vez, ‘El Conejo’ y sus defensas se pusieron los trajes de héroes para mantener el cero.

El reloj se consumió, el árbitro Gilberto Hidalgo decretó el final del tiempo regular, por lo que el campeón se tendría que definir por la vía de los penales debido al 1-1 en el marcador global luego de 180 minutos.

La tanda de penaltis se cobró en la portería donde tradicionalmente su ubica la ’12’ porra radical de Boca Juniors. El primero en cobrar fue Riquelme quien anotó, de inmediato Paco Palencia empató el marcador 1-1 al vencer al portero Córdoba.

Serna sacó un tremendo disparo de su botín derecho para doblegar a Óscar Perez y marcar el 2-1 en favor de los locales, el chileno Galdames se paró en el manchón penal, disparó y su tiró fue atajado por el arquero Xeneixe. Marcelo Delgado acertó el tercer penal, José Alberto Hernández tenía la responsabilidad de acercar a los celestes, pero voló su disparo.

Cruz Azul se mantuvo con vida cuando Jorge Bermúdez estrelló su disparo en el travesaño, por lo que el brasileño Julio César Pinheiro tenía la responsabilidad de levantar la moral del equipo al acertar el penal.

Pero no fue así, el zurdo de La Máquina con toda la presión de los miles de seguidores mexicanos erró su cobro al enviar el esférico al travesaño, lo que provocó la felicidad de todos los presentes, Boca ganó 3-1 en tanda de penales y se coronó como el bicampeón de la Copa Libertadores.

De esta manera finalizó la histórica participación del Cruz Azul en la Copa Libertadores, pues dejó huella al convertirse en el primer equipo mexicano en disputar una final del certamen de clubes más importante de la Conmebol.

Más tarde, Guadalajara en el 2010 perdió el título ante el Inter de Brasil por marcador global de 5-3 y Tigres sucumbió 3-0 ante River Plate en el 2015. Estos dos clubes igualaron al equipo celeste como los tres equipos del futbol mexicano que han disputado esta etapa del torneo continental.

Comenta ahora
PUBLICIDAD