Especial: Un Tri alterno de respeto

Estados Unidos no verá, como suele suceder, a la mejor Selección Mexicana en la Copa Oro, sin embargo, para esta edición 2017, México lleva una lista de jugadores con talento y con la fusión de juventud y experiencia.

Más de la mitad de los convocados ya tienen un título en México, la mayoría son titulares indiscutibles en sus equipos y la ventaja con la que cuentan, es ser un grupo con una ilusión grande de representar a su país por primera vez en competencia oficial.

Son 25, de esos en teoría se cortan a 2, pero el reglamento de Concacaf permite incluir a quienes no estén ahí inscritos, oportunidad para un jugador como Erick “Cubo” Torres.

La base proviene del Guadalajara, recién campeón del futbol mexicano con Hedgardo Marín, Jair Pereira, Rodolfo Pizarro, Orbelín Pineda y Alan Pulido. Al grupo de Chivas se les unen elementos con ya probada experiencia en el Tri Mayor como Jesús Corona, Moisés Muñoz, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Jesús Molina, Jesús Dueñas, Elías Hernández y Erick Gutiérrez, por mencionar a algunos.

Luis Pompilio Páez preparó este grupo que va por su octavo título de Copa Oro y sacar ventaja de 3 sobre Estados Unidos. En 13 ediciones, el Tri ha quedado en el podio en 10 ocasiones con 7 campeonatos, un segundo lugar y 2 tercer lugar.

El referente en el arco será Jesús Corona de Cruz Azul y el novato Miguel Fraga de Atlas. El otro es Moisés Muñoz que podría competir con Corona.

En defensa la experiencia la aporta Hugo Ayala y Jorge Torres Nilo. El regreso de Jair Pereira tras 4 años al Tri es la novedad y la juventud de César Montes, Carlos Vargas y Raúl López serán fundamental.

Jesús Molina como bastión del mediocampo junto al debutante Jorge Hernández, serán cobijados con la juventud y explosividad de Rodolfo Pizarro, Orbelín Pineda, Jesús Gallardo, Javier Salas y Walter Sandoval. Ésta mediacancha permite tener fuerza, desequilibrio, empuje y claridad al frente.

Con Alan Pulido se tiene al “hombre gol” de la Selección Mexicana, a su lado, Elías Hernández, Martín Barragán, Ángel Sepúlveda como sus acompañantes, eso sin incluir el último llamado del “Cubo” para la justa de Concacaf.

Páez y el grupo de seleccionados confían y son conscientes que la obligación es el título, por ellos y por demostrar no tanto que se tiene para un Tri “B”, sino para dar un llamado de que hay elementos para competir por un lugar al Mundial.

San Diego, Denver y San Antonio esperan a México. El Salvador, Jamaica y Curazao, sus rivales respectivamente en cada sede. El más complicado sería en el panorama el segundo, aunque no se descarta un golpe de ánimo del primero, por historia.