Especial: Christian Pulisic, el nuevo pulmón norteamericano

Christian Pulisic, seleccionado de Estados Unidos en la Copa Oro
Christian Pulisic, seleccionado de Estados Unidos en la Copa Oro. FOTO: AP
Con talento y frescura llevadas de la mano, Christian Pulisic va con Estados Unidos a la Copa Oro 2017 para confirmar que el mote de “niño maravilla” no es casualidad

El término “cambio generacional” es una expresión que poco a poco ha adquirido mayor relevancia en el mundo del futbol, especialmente en las Selecciones Nacionales. Estados Unidos no es la excepción.

El combinado norteamericano ha sufrido una etapa de transformación indiscutible en los últimos años, pero en pleno 2017 ha encontrado al que bien podría ser el líder natural de la escuadra de las “Barras y las Estrellas”; no hace falta preocuparse más para el conjunto que ahora dirige Bruce Arena.

Christian Mate Pulisic nació en Pennsylvania, pero tiene ascendencia croata; una naturaleza balcánica que se refleja en un futbol férreo pero disciplinado en la cancha y un talento indiscutible en la escuadra norteamericana; y con edad de apenas 18 años.

La presencia de Pulisic irrumpió de forma súbita pero oportuna. Volante ofensivo, se ha vuelto una pieza fundamental en el Borussia Dortmund de la Bundesliga e incluso con actuaciones sobresalientes en la UEFA Champions League, que lo galardonó entre su once revelación en 2016.

Los alcances a sus escasos 18 años es lo que ha permitido que Pulisic rompa todas las marcas de Estados Unidos en cuanto a edad se refiere: futbolista más joven en jugar, iniciar y anotar en un partido eliminatorio con el combinado norteamericano, solamente por poner unos ejemplos.

Visión sorprendente para moverse sin la pelota, capaz de buscar siempre algún hueco de desmarque para recibir la pelota, toque sutil y elegante que combina con una explosiva velocidad, Christian Pulisic se ha convertido en una figura internacional y, prácticamente, la nueva cara de los Estados Unidos ante el mundo, un lugar ganado a pulso en apenas poco más de un año desde que el juvenil ascendiera al primer equipo del Borussia Dortmund.

Pulisic amenaza con romper la Copa Oro: frescura y talento llevadas de la mano, está llamado a convertirse no solamente en un prospecto de trascendencia para su país (con un proceso más serio que la fallida promesa que en su momento protagonizó Freddy Adu), sino también a ser el oxígeno que Estados Unidos necesita en el campo para llevar la transición hacia una nueva generación.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD