Especial: Bryan Ruiz, el cerebri’tico’

Hace 15 años, Costa Rica firmó su mejor participación en Copa Oro, cuando cayó en la Final del evento ante Estados Unidos. Para la edición de 2017, este conglomerado se presenta con la intención de igualar su máximo logro. Su as bajo la manga para la consecución de tal objetivo es Bryan Ruiz.

El también conocido como “La Comadreja” es, sin duda, el futbolista más influyente de la plantilla costarricense, no solo en Copa Oro, si no en cualquier evento al que asista. Se trata de un jugador que hace honor al dorsal que acostumbra portar, el mítico diez.

Bryan Jafet Ruiz González nace en San José, Costa Rica; e inicia su carrera futbolística en la Liga Deportiva Alajuelense. Su debut se da en noviembre de 2003; contaba apenas con 18 años de edad. Pronto sus cualidades salieron a relucir: no se trataba de un finalizador, si no un creador de juego.

Conoce el calendario completo de partidos de la Copa Oro 2017.

Únicamente le bastaron tres temporadas a Ruiz para demostrar que el nivel de la liga tica le quedaba muy chico. Fue el K.A.A Gent de Bélgica, la entidad que le abrió las puertas del Viejo Continente. En esta aventura no se fue solo: en el paquete de compra de los Búfalos estaban incluidos, además de él, sus compatriotas Randall Azofeifa y Roy Myrie.

De nueva cuenta su gran capacidad asociativa, y sutileza para definir, lo llevaron a ser referente de su equipo. “La Comadreja” se hizo del gafete de capitán del Gent, a pesar de su corta edad, y también de la etiqueta de goleador del equipo.

Si bien Bélgica presume un mejor nivel futbolístico que Costa Rica, tampoco está en la élite del balompié europeo. Bryan Ruiz demostró que sus alcances habían superado la resistencia de la liga flamenca.

Corría el 2009 y el FC Twente se cruzó en el camino de Ruiz. La Eredivisie le esperaba, luego de que los Tukkers desembolsaran 5 millones de euros por él. De la mano del entrenador Steve McClaren, se armó un conjunto letal liderado por el tico, Theo Janssen, Miroslav Stoch y el suizo Blaise Nkufo.

El resultado al finalizar el curso en turno fue la consecución del primer título de liga en la historia del Twente. Bryan Ruiz se erigió como máximo anotador del equipo. Las campañas subsecuentes en este equipo ya no fueron tan exitosas, pero el cielo ya lo había alcanzado.

De nueva cuenta, era momento de que la “Comadreja” probara nuevos retos. En un reto interesante para su estilo de juego, se anunciaba su incorporación al Fulham de la Premier League, en 2011. Con los Cottagers, Ruiz encontró estabilidad, pero también la necesidad de lidiar con las lesiones. Sufrió una fractura en uno de sus pies y requirió una intervención quirúrgica que lo alejó un tiempo de las canchas.

Sin poder dominar contundentemente el futbol inglés, como lo había logrado en Bélgica y Holanda, Bryan Ruiz si logró competir a buen ritmo por espacio de cuatro temporadas en el Fulham. Quizá por nostalgia, o por estrategia, apostó por una vuelta relámpago a la Eredivisie, con el PSV Eindhoven.

El Mundial Brasil 2014 estaba en puerta y Ruiz tenía la certeza de que en los Países Bajos lograría recuperar su mejor forma para ayudar a su país en la magna justa. El dorsal diez de los ticos no se equivocó.

Con él como estandarte, Costa Rica firmó una actuación apoteósica en tierras cariocas, la mejor de su historia: quinto lugar, tras caer con Holanda en los Cuartos de Final en la instancia de los penales. El equipo dirigido, en ese entonces, por Jorge Luis Pinto no perdió un solo partido y Bryan lució pletórico colaborando con 2 goles en 5 partidos disputados.

Para 2015, la “Comadreja” llevaría su futbol a Portugal, país en el que actualmente se mantiene, con participación el Sporting Lisboa. Desde esa trinchera llegará a la Copa Oro 2017, la cuarta edición que juega, para darle sustento al sueño tico de ganarla.

Conoce como quedaron formados los grupos de la Copa Oro 2017.