FIFA, satisfecha con el videoarbitraje

Gianni Infantino, FIFA
Gianni Infantino
Gianni Infantino, presidente de la FIFA, se muestra contento con el desempeño del videoarbitraje

El presidente de la FIFA Gianni Infantino está “muy contento” con el desempeño del videoarbitraje, que ya ha sido utilizado en cinco ocasiones y provocó algunas confusiones en partidos de la Copa Confederaciones.

“Hemos visto cómo la asistencia del video ayuda a los árbitros a tomar las decisiones correctas”, dijo Infantino en un comunicado después del triunfo de Alemania por 3-2 sobre Australia este lunes en Sochi.

La tecnología fue utilizada para confirmar el segundo gol de Australia, cuando la pelota pareció rozar el brazo del autor del tanto Tomi Juric.

El videoarbitraje está en una fase de prueba en Rusia, e Infantino espera que sea aprobado para utilizarlo el próximo año en la Copa del Mundo para ayudar a los árbitros a corregir “errores evidentes” que pueden cambiar el rumbo de un partido, como penales y posiciones adelantadas que terminan en goles.

Consulta aquí todos los detalles de la Copa Confederaciones.

“Finalmente está sucediendo lo que los fanáticos han esperado por tanto tiempo”, señaló el líder de la FIFA, y agregó que el videoarbitraje es “el futuro del fútbol moderno”.

De todas formas, los fanáticos, jugadores y entrenadores quedaron algo confundidos por dos decisiones en partidos del domingo, que tomaron más tiempo del que se creía, que fueron producto de la información ofrecida al árbitro principal por sus asistencias ubicados en una cabina de video.

Portugal y Chile perdieron goles que fueron anulados por posiciones adelantadas. Portugal también tuvo que esperar más de la cuenta por la revisión de un gol válido, que parecía innecesaria. Chile también tuvo que contener un festejo mientras los árbitros revisaban la jugada.

Portugal empató 2-2 con México y Chile venció 2-0 a Camerún.

“La parte emotiva que genera este tipo de situaciones es lo que por ahí no estamos acostumbrados”, señaló el técnico de Chile, Juan Antonio Pizzi. “Creo que tengamos que darle cierto margen a ver cómo se desarrolla todo esto”.

El caudillo de la selección chilena, Arturo Vidal, discutió acaloradamente con el árbitro Damir Skomina cuando se anuló un tanto de Eduardo Vargas al final del primer tiempo, después que los jugadores incluso habían realizado una elaborada coreografía de festejo.

Ese gol fue invalidado por una mínima posición adelantada, según se apreció en imágenes que distribuyó después la FIFA.

“Obviamente si se exagera con ese tipo de situación, podría convertirse en un circo”, señaló el timonel de Camerún, Hugo Broos.

Aunque el sistema sirvió para tomar las decisiones correctas, el tiempo que los árbitros demoraron y la manera que se explicó en el estadio y a los televidentes fueron un tanto desordenados.

“Las pruebas al VAR durante esta Copa Confederaciones también nos están ayudando a mejorar los protocolos y perfeccionar la comunicación”, admitió Infantino.

Comenta ahora
PUBLICIDAD