5 claves en la victoria del Real Madrid sobre el PSG

Lucas Vázquez. Real Madrid
Lucas Vázquez y Sergio Ramos. Foto: AP
Te presentamos cinco puntos clave en los que el Real Madrid basó su victoria sobre el PSG en los Octavos de Final de la UEFA Champions League

Estas fueron las claves del triunfo del Real Madrid ante el PSG en el Parque de los Príncipes (1-2) y el pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

1. Lección de Zinedine Zidane.
Era el once más difícil de decidir y en un partido con toda la temporada en juego, el técnico francés premió el momento de forma por encima de los nombres. No le tembló el pulso para sentar en elbanquillo a Gareth Bale, Isco Alarcón, Luka Modric o Toni Kroos y
apostar por los que más se ajustaron a su idea táctica de partido y al desgaste físico que presentaba un duelo de tan alta intensidad.

video

Le volvió a ganar la batalla táctica a Unai Emery con un planteamiento impecable, en un partido trabajado en el laboratorio, con 1-4-4-2 como sistema para reforzar las ayudas a sus laterales con extremos como Lucas Vázquez y Marco Asensio. Líneas unidas para
robar siempre ante los intentos del PSG (hasta 62 robos) y velocidad para lanzar ataques con llegada (cuatro disparos a puerta más que el rival). El Real Madrid fue un bloque impenetrable, de líneas unidas, con una imagen de equipo que no había mostrado en toda la temporada.

2. Cristiano Ronaldo siempre aparece en las grandes citas.
Volvió a demostrar el astro portugués que hay futbolistas de los que jamás se puede dudar. Su pegada es eterna y más en una Liga de Campeones en la que ha marcado en sus nueve últimos partidos, con una racha de récord marcando en todos los encuentros de la presente edición. En una gran cita no podía faltar y buscó el gol hasta que lo encontró con un gran salto y un potente remate de cabeza. De nuevo decisivo en las eliminatorias tras conducir en la pasada edición al Real Madrid al título con exhibiciones ante Bayern y Atlético de Madrid. Tres goles al PSG cuando llega la hora de la verdad, 14 tantos en su racha de nueve encuentros seguidos marcando en Europa y un liderazgo indiscutible del verdadero 9 madridista.

3. La mentalidad del campeón.
Va en el adn del Real Madrid, su gen ganador, una mentalidad de equipo grande que maneja con gran experiencia los duelos más grandes en competición europea. La Liga de Campeones es su torneo y cuando muchos le daban por víctima tras el sorteo que le emparejaba con el gran aspirante al trono, el París Saint-Germain, la realidad ha sido
bien distinta rescatando en el campo una imagen imponente. La ambición y hambre de éxito marca su camino en Europa, donde busca extender su leyenda con la tercera ‘Champions’ consecutiva y se echó en falta en Liga y Copa del Rey donde la imagen es otra bien distinta. La concentración, pelea, garra en cada balón dividido, pasión con la que disputó cada minuto, vuelven a colocar al Real Madrid entre los grandes favoritos al título en una temporada que no tendrá termino medio: será un éxito si levanta el título en Kiev con cuatro de seis títulos posibles o un fracaso por no ganar ninguna competición grande.

Consulta la ficha técnica de este partido

4. Exhibición de Lucas Vázquez
Demostró ante la presencia de Julen Lopetegui ganando opciones de estar en el próximo Mundial de Rusia, que es el jugador en mejor momento de forma de la plantilla madridista. Su despliegue físico en kilómetros recorridos no tuvo rival, su implicación y participación en el juego fue decisiva. El máximo asistente de la temporada del Real Madrid volvió a aparecer para encontrar el vuelo de Cristiano y asestar el golpe definitivo a la eliminatoria. Se entiende a la perfección con Marco Asensio y los dos jugadores que han cambiado el once tipo de Zidane, se asociaron para sentenciar el pase a cuartos.

Han sido grandes protagonistas de la eliminatoria tras revolucionaron la ida cuando peor lo pasaba su equipo en el Santiago Bernabéu. Dani Alves y Yuri no olvidarán lo mal que lo pasaron.

5. Casemiro y Kovacic un muro insuperable
Para tranquilidad de Keylor Navas, que estuvo firme en el poco trabajo que tuvo (tan solo dos disparos a puerta del PSG) y de una defensa liderada por la versión más imponente de Sergio Ramos, Zidane apostó por un doble pivote que fue clave en el partido.

Casemiro y Kovacic fueron un muro insuperable, no se cansaron de robar balones y dar buena salida de balón, hasta un 98% en caso del brasileño que cerró su exhibición de poder marcando el tanto del triunfo. La ausencia de Kroos y Modric, dos pilares del Real Madrid de los últimos años, no la añoró el equipo de Zidane por el despliegue de dos centrocampistas que dieron una lección.

Comenta ahora
PUBLICIDAD