Especial: Brasil se adueña de la Jules Rimet

Pelé carga la copa Jules Rimet
Pelé se consagra en México 1970. FOTO: Archivo
El 21 de junio de 1970, Brasil derrota a Italia en la Final del Mundial México para proclamarse tricampeón del Mundo y quedarse en definitiva con la Copa Jules Rimet

El clímax en la carrera de quien es considerado el mejor futbolista en la historia del futbol mundial, Edson Arantes do Nascimento, Pelé, se vivió durante la Copa del Mundo de México 1970. “El Rey” Pelé jugaba su cuarto Mundial, siendo el bastión para que Brasil lograra en forma definitiva la Copa Jules Rimet al conseguir su tercer título mundialista.

Fue una Copa del Mundo impecable para la “Verdeamarelha” que llegó hasta la Final ganando todos sus partidos. En la fase de grupos dio cuenta de Checoslovaquia, Inglaterra y Rumania.

En Cuartos de Final se impuso a Perú, para posteriormente vencer a Uruguay e instalarse en la gran final. Estos cinco encuentros se disputaron en el Estadio Jalisco, en Guadalajara.

El 21 de junio de 1970, el monumental Estadio Azteca fue el escenario del partido por el título. Brasil estaba a un paso de convertirse en tricampeón, ante Italia.

Y el balón empezó a rodar con el silbatazo inicial del silbante alemán Rudolf Gloeckner y de inmediato Brasil se desbordó el ataque, ante un equipo italiano que estaba literalmente fundido tras su triunfo en semifinales ante Alemania en el que se recuerda como el “Juego del Siglo”.

Consulta la ficha técnica del partido Brasil vs Italia. Final de México 1970

El encargado de abrir el marcador fue el propio Pelé apenas al minuto 18, con un cabezazo cruzado después de un centro elevado al corazón del área de Rivelino.

Así se mantuvo el encuentro a favor de los sudamericanos la mayor parte del primer tiempo.

Al minuto 37, Roberto Boninsegna, después de recortar al arquero Félix que salía a encarar la ofensiva italiana, disparó sobre el arco vacío y empató el marcador. Así terminaba el primer tiempo.

Los primeros 20 minutos de la segunda mitad fue un constante ir y venir de ambas escuadras, pero ninguna fue contundente.

Fue hasta el minuto 66 cuando Gerson, al recibir el balón de Jairzinho, sacó disparo potente sobre el marco de Albertosi para el segundo gol de Brasil.

Tres minutos después Jairzinho fue el encargado de aumentar la ventaja brasileña. Un gran centro pasado a segundo palo de Gerson que Pelé logró controlar con la cabeza para dejar el balón en el área chica y que el número 7 de la selección brasileña rematara sobre el arco del vencido Albertosi. Un hecho además histórico, ya que Jairzinho, es hasta la fecha el único jugador en la historia en anotar en todos los juegos en una Copa del Mundo.

Cuando el partido y el campeonato mundial ya eran de Brasil, Carlos Alberto firmó y cerró la goleada con el cuarto tanto al minuto 86. Jairzinho, en los límites del área, juega con Pelé; Pelé abre el esférico para Carlos Alberto quien entraba solo en el área italiana y con un disparo cruzado, de primera intención, confirmó a la siempre favorita escuadra brasileña como tricampeona del mundo.

Al pitazo del colegiado, para anunciar el final del encuentro, el Estadio Azteca se convirtió en testigo mudo del primer tricampeonato de la historia de las Copas Mundiales de la FIFA y la coronación del “Rey” Pelé.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD