¡Qué FIFA haga algo con Messi!

Carlos Queiroz, actual técnico de la Selección de Irán, calificó a su compatriota Cristiano Ronaldo como “el mejor del mundo” aunque dijo del argentino Leo Messi que “no es humano y que no debería ser autorizado a jugar por la FIFA“.

Queiroz, que perfila la puesta a punto para Rusia 2018 de Irán, que por primera vez en su historia va a disputar una segunda Copa del Mundo consecutiva, recuerda en FIFA.com la decisiva incidencia de Messi en Brasil 2014, cuando marcó el gol que dio el triunfo a Argentina ante el combinado iraní.

“Siempre digo que Messi es un jugador extraordinario, ¡no es humano! Si fuese humano no habría tenido ese momento mágico en aquel partido. No suelo llevarme bien con la derrota, pero aquella no me dejó una sensación o imagen negativa. Cuando un momento mágico de esos acontece es cuando sabemos que el futbol está vivo y es por eso que se trata de uno de los deportes más atractivos del mundo. Y más cuando viene de parte de un jugador que, hasta que no pruebe que es humano, no debería ser autorizado a jugar por la FIFA”, agregó el técnico.

Irán coincidirá en la fase de grupos de Rusia 20108 a Portugal, a la que Queiroz dirigió en Sudáfrica 2018 y a España, donde entrenó también cuando fue responsable del Real Madrid.

“Prefiero decir enfrentar a España y jugar con Portugal. Como entrenador portugués creo que jugar con Portugal representará una oportunidad y un momento muy especial tanto para mí como para mis jugadores. Será interesante competir contra ellos y también contra España o Marruecos. Ya verán, será un grupo muy atractivo en esta Copa del Mundo”, aclaró el técnico.

“Irán ha crecido mucho. Con la experiencia del torneo en Brasil y el posterior pase de varios hacia Europa nos hemos vuelto más sólidos y competitivos. No es lo mismo jugar en las ligas asiáticas que en el futbol internacional. Colectivamente nos hemos vuelto mejores. Somos el mejor equipo de Asia en la Clasificación de la FIFA, pasamos la eliminatoria sin derrotas y apenas sufrimos un par de goles en contra. Por eso venimos a Rusia con un sueño bien claro”, recordó Queiroz.