¿Existe un patrón favorable para el Tri?