La espera larga de un sueño

Radamel Falcao, goleador del Mónaco de 31 años, aseveró que sería un sueño disputar el Mundial de junio en Rusia, que sería el primero de su carrera después de perderse el de 2014 en Brasil por una lesión.

“Tengo una responsabilidad con mi club, pero es cierto que sueño con jugar mi primer Mundial. Me perdí el de Brasil. Es una gran oportunidad. Me preparo todos los días y espero llegar con un gran nivel en todos los aspectos, física y mentalmente”, manifestó Falcao en rueda de prensa con su club, que se mide este sábado al Lyon.

El futbolista juzgó que Colombia tiene “un conjunto de gran calidad” individual, pero alertó que eso no será suficiente, pues hay que “ser también fuerte en lo colectivo” para hacerlo mejor que en 2014, cuando fueron eliminados en los cuartos de final ante el anfitrión Brasil.

Aunque ha tenido un bajón goleador en los últimos meses, “El Tigre” acumula todavía excelentes estadísticas con el Mónaco: 22 goles en 28 encuentros en todas las competiciones, 16 de ellos marcados en 19 partidos de la Liga francesa.

“Los delanteros no pueden marcar en todos los partidos. He pasado muchas veces por esos momentos en mi carrera (…) Mi experiencia me ayuda a estar tranquilo. El gol vuelve solo”, afirmó el delantero, cuyo club marcha cuarto en el campeonato.

Falcao, ex del Oporto y del Atlético de Madrid, recordó la grave lesión que se produjo hace cuatro años en un encuentro copero con el Mónaco que le impidió ir al campeonato del mundo de Brasil cuando  estaba en el cenit de su carrera y aprovechó para pedir más protección a los jugadores.

“Cuando me lesioné en la rodilla hace cuatro años (contra Chasselay en la Copa de Francia, el árbitro ni siquiera había pitado esa acción. Hay que evitar que este tipo de situaciones se produzcan de nuevo para preservar el juego y a los futbolistas”, refirió.

El jugador de Santa Marta comentó que el susto del pasado fin de semana en el choque liguero ante el Marsella, cuando una entrada del portugués Rolando le provocó siete puntos de sutura en la rodilla sin que fuese sancionado.

“Los jugadores no tienen la protección que deberían tener. No quiere decir que los que hacen las faltas son malintencionados. Rolando no tenía la intención de lastimarme, pero ciertas situaciones son peligrosas”, ahondó.