Andrés Guardado, con malos recuerdos de Sudáfrica y de Aguirre

Andrés Guardado, habló para el portal web de la FIFA y recordó los momentos más importantes de sus 3 Mundiales pasados, en pleno año mundialista y en el que disputaría su cuarta Copa del Mundo, del cual, dijo, “es una ilusión grandísima”.

Guardado no ocultó que Rusia 2018 “podría ser mi último. Pero lo más importante, es mi última oportunidad de ser parte de un equipo que cambie la historia para México. Eso es lo que más me motiva”.

De la Copa del Mundo de la FIFA Alemania 2016, el primero de Andrés Guardado,recordó el partido contra Argentina en Octavos de Final, en el cual sucumbió 2-1.

“Jugué solo un partido pero fue el más importante. Tenía solo 19 añitos y poca gente me conocía, poca gente confiaba en mí. El recuerdo más bonito es en el vestuario cuando nos dan el equipo titular y viene el entrenador Ricardo La Volpe y me dice ‘juega como si tuvieras la camiseta del Atlas por debajo -que entonces era mi club-, y hazte de cuenta que estás en el Atlas y juega igual”.

En Sudáfrica 2010, Guardado recuerda el duelo contra Uruguay,, en el que la Selección Mexicana perdió 0-1.

“Tengo un recuerdo malo, la verdad. Fue un Mundial muy extraño para mí. El entrenador (Javier Aguirre) no me tenía toda la confianza y yo me sentía muy bien para jugar. El recuerdo más vivo fue en ese partido contra Uruguay que estábamos peleando por el liderato del grupo. Me da la oportunidad de iniciar y sin explicación alguna, me sacó al medio tiempo y después terminamos perdiendo el partido. Al final calificamos, pero tengo mal sabor de boca de ese mundial. No fue muy grato para mí”.

Acerca de Brasil 2014, en fase de grupos contra Croacia, en el cual ganaron 3-1, dijo:

“Tengo muchos recuerdos muy buenos de ese Mundial. Pero si me tengo que quedar con algo, obviamente, es mi gol contra Croacia. Marcar en un Mundial es algo especial y lo voy a recordar toda mi vida”.

Desde entonces, Andrés Guardado admite que ha cambiado bastante, una evolución futbolística en la que destaca por un juego vertical, que encara más y logra definir las jugadas. “Ahora soy un jugador de medio campo, que controla más. Guardo más el equilibrio del equipo”.

Visita el sitio especial de la Copa del Mundo de la FIFA Rusia 2018.