Saldo favorable para la OMB en el 2017

Exitoso panorama para la Organización Mundial de Boxeo en lo que resta del año y se pronostica un brillante futuro en el 2018

Tras algunos problemas por los desastres naturales que azotaron en Puerto Rico, la Organización Mundial de Boxeo finalmente realizó su trigésimo Congreso Anual, con un sabor 100% latino pese a las complicaciones.

Y es que a través de un Crucero por el Mar Caribe, la OMB cumplió con el arduo trabajo a lo largo de cuatro días, donde el Presidente, el Tesorero, los miembros de los diferentes comités y los representantes de cada región del ente boxístico presentaron sus reportes anuales.

Además como cada año, la Organización Mundial de Boxeo organizó seminarios para jueces y réferis con un objetivo claro.

Jueces como Levi Martínez, Robert Byrd, Adelaida Byrd, Kenny Bayless, José H. Rivera, Ramón Cerdán, entre otros estuvieron presentes en dicho seminario donde además realizaron ejercicios con diferentes peleas, siempre en pro del boxeo.

En cuanto a los réferis, México tuvo prescencia con el yucateco Miguel Canul, quien participó de forma activa a lo largo del seminario.

Otra de las actividades claves del trigésimo Congreso Anual de la OMB, fueron las clasificaciones mundiales y la determinación de las peleas mandatorias.

El panorama para lo que resta del 2017 y sobre todo para el 2018 es muy bueno para la Organización Mundial de Boxeo, según señala el presidente del ente boxístico.

El organismo regido por el puertorriqueño Francisco "Paco" Valcárcel reconoció al púgil estadounidense Terence Crawford, quien ha reinado en las divisiones ligero y superligero, como el Peleador del Año de la OMB.

Otra de las noticias importantes que surgieron durante en Congreso Anual fue la elección de San José, capital de Costa Rica, como sede de la próxima Convención Anual de la Organización Mundial de Boxeo.

Con su tradicional Cena de Gala y una serie de reconocimientos a lo mejor del año, la Organización Mundial de Boxeo puso fin a su trigésimo congreso anual, que salió del puerto de Miami Florida y que tuvo como punto más atractivo una estancia de dos días en La Habana, Cuba, demostrando una vez más que la OMB, más que un organismo de boxeo; es una familia que comparte su gusto por el pugilismo.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD