‘Micky’ Román, garantía de espectáculo