La ‘Barby’ busca la internacionalización