James Douglas recibe un cinturón