El box no es nuevo para McGregor