Barby, por su tercera defensa