Yankees y Cubs siguen con vida