Sean Rodríguez, ¡pirueta y out!