¡Tragedia en Pittsburgh!

Rich Hill tuvo este miércoles una noche que nunca olvidará, tan trágica como los desenlaces más oscuros de la antigua Grecia o el hundimiento de todo un Titanic.

El lanzador de Los Dodgers de Los Ángeles lanzó un juego perfecto desde la lomita hasta la novena entrada en la cual lo perdió por un error: 10 ponches, más que Trevor Williams que en ocho entradas permitió 7 imparables, pero sin daño. Uno de los duelos de pitcheo más memorables en Grandes Ligas… hasta que en la décima entrada, llegó Josh Harrison a “arruinarlo” todo con un cuadrangular solitario.

Los Pittsburgh Pirates se alzaron con una victoria increíble de 1-0 en extra innings gracias al batazo de Harrison que desilusionó incluso a los aficionados del conjunto de Pensilvania.

Revive el partido Jugada a Jugada AQUÍ. 

Rich Hill dejó unos números que serían firmados por cualquier lanzador: una carrera permitida, con un cuadrangular, 10 ponches, 0 bases por bolas… el problema fue que el bateo oportuno falló por parte de la escuadra angelina. Hill se convirtió en el primer pitcher en lanzar un juego sin hit a extra innings desde que Pedro Martínez hiciera lo propio en 1995.

El mexicano Adrián González conectó un hit en el encuentro y también recibió un ponche.