Bagwell y la importancia de ganar el quinto partido