Por el bicampeonato de la Serie del Caribe

Tras disputar una temporada abreviada en la liga de Puerto Rico, los Criollos de Caguas regresan a México para defender su cetro de la Serie del Caribe a partir del viernes, cuando se enfrenten al anfitrión Tomateros de Culiacán en Guadalajara.

La liga puertorriqueña recortó su calendario a 18 encuentros en una temporada que inició en enero debido a los estragos ocasionados por el paso del huracán María por la isla. Los Criollos revalidaron su corona al vencer por barrida a los Cangrejos de Santurce.

“La Serie del Caribe se trata de confeccionar un buen equipo de pitcheo y fildeo y creo que tenemos buena oportunidad”, dijo el manager boricua, Luis Matos. “Me atrevo a decir que tenemos a un mejor equipo que el año pasado, cuando ganamos el campeonato”.

A Puerto Rico parece sentarle bien jugar en México. La última vez que los boricuas consiguieron un bicampeonato de la Serie del Caribe fue en las ediciones 1992 y 1993, cuando Mayagüez y Santurce se coronaron en Hermosillo y Mazatlán, respectivamente.

Además, el año pasado, en el estadio Panamericano que será la sede este torneo, Puerto Rico arrasó con su grupo en el Clásico Mundial de Béisbol. Según la rotación tradicional de sedes entre los cuatro países miembros de la Confederación de Béisbol del Caribe, la sede de este año correspondía a Venezuela, pero fue otorgada a México debido a la crisis económica que atraivesa ese país.

Los Criollos debutan ante unos Tomateros que ganaron la liga mexicana venciendo a los Mayos de Navojoa.

México ha ganado tres de las últimas cinco ediciones del torneo, pero van por su primer cetro en casa desde el 2013, cuando los Yaquis de Obregón se coronaron en Hermosillo.

“A todos los integrantes que están en el roster les tengo muchísimo respeto, a algunos los he tenido como jugadores, otros como rivales”, dijo el manager mexicano Benjamín Gil. “Creo que hemos formado un gran equipo, confío en que logremos el campeonato en Jalisco”.

El representante de República Dominicana, las Águilas Cibaeñas, apenas terminaron su serie final el miércoles por la noche a los Tigres de Licey. Esa serie sufrió varios retrasos por lluvia.

“Vamos con los mejores ánimos para traer la corona”, dijo el piloto de las Águilas, Lino Rivera. “La encomienda es ganar la Serie del Caribe para festejar doble cuando volvamos a casa”.

El plantel dominicano no tuvo tiempo para festejos porque el jueves por la mañana voló a México, donde debuta el sábado ante los Caribes de Anzoátegui, campeones de Venezuela y que el jueves por la tarde informaron que todavía no habían emprendido el viaje a México por problemas con su vuelo.

Los Caribes debutan el viernes por la tarde ante los Alazanes de Granma, monarcas de la liga cubana y que repiten como representantes de esa isla en la Serie.