Checo aspira a los 100 puntos