Hamilton, a la caza de Vettel en Spa

Fresco tras la pausa veraniega en la Fórmula Uno, Lewis Hamilton regresa a la tarea de tratar de reducir la brecha que le separa del líder Sebastian Vettel en el Gran Premio de Bélgica.

Hamilton y Vettel se han repartido victorias esta campaña, con cuatro cada uno, y un furioso intercambio de palabras en un momento acalorado en el Gran Premio de Azerbaiyán. Pero la victoria de Vettel en Hungría el mes pasado le dio una ventaja de 14 puntos sobre el piloto británico antes de la pausa.

No es una diferencia significativa, pero Vettel ha mantenido su Ferrari en la punta toda la campaña y Hamilton necesita incrementar su presencia sobre el alemán en las nueve carreras que le quedan a la temporada. Hay mucho en juego, ya que Hamilton busca un cuarto título mundial y Vettel su quinto. Vettel ganó por última vez el centro en el 2013, cuando estaba con Red Bull.

En ocasiones esta campaña, Vettel incluso ha igualado el Mercedes de Hamilton en velocidad pura, lo que era considerado casi imposible antes de la temporada. Pero la pista en Spa — en medio del denso bosque de Ardennes y la más larga de F1, con 7 kilómetros (4,3 millas) — favorece a Mercedes por sus largas rectas y veloces curvas.

La última victoria de Ferrari en Spa fue para Kimi Raikkonen en el 2009 y Mercedes ha ganado aquí en los dos últimos años.

“Estamos más confiados para esta carrera que en una pista como la de Budapest”, dijo el piloto de Mercedes Valtteri Bottas, que anda tercero en la campaña. “Mercedes es muy bueno en las pistas de gran carga aerodinámica”.

Lo que es más, si Hamilton necesita motivación adicional para el domingo solamente tiene que pensar en la carrera del año pasado.

Y aunque el británico finalizó tercero, se sintió casi como una victoria, dado que arrancó la carrera desde el fondo de la parrilla tras ser penalizado 15 puestos.

El piloto de Red Bull, Max Verstappen, también estará muy motivado luego de decepcionar a sus seguidores holandeses al finalizar undécimo el año pasado.

Unos 20 mil boletos fueron vendidos a fanáticos holandeses en el 2016 para la carrera — y se esperan aún más esta vez — y Verstappen atrae además a muchos locales porque su madre es belga.

“Definitivamente se siente como una Gran Premio local para mí porque está tan cerca de la frontera. Ya el año pasado hubo muchas camisetas y banderas naranjas junto a la pista, y fue hermoso verlo”, dijo el piloto de 19 años, que nació en Bélgica. “Esta año va a ser un poco más rápido con los nuevos autos, lo que será un reto mayor”.

La célebre pista en Spa incluye un empinado ascenso a Eau Rouge, favorito entre los pilotos.

“Lo que se siente cuando uno conduce en Eau Rouge es completamente diferente a cualquier otra esquina en el calendario”, dijo el bicampeón Fernando Alonso, que está con McLaren. “Estás tan bajo en el carro y la gradiente es tan pronunciada que lo único que ves es el cielo. Es algo surreal”.

Mientras tanto, el brasileño Felipe Massa está de regreso tras el volante de Williams tras perderse el Gran Premio en Budapest a causa de vértigo.

“Me siento bien, listo para volver con el auto. Me sentía un poco mareado ese fin de semana”, dijo Massa el jueves. “Fue la primera vez que sufro eso. Una sensación muy extraña”.